Blade Runner 2049: la chispa tras los androides

Blade Runner 2049 poster

Este mes de octubre de 2017 ha traído el estreno de uno de los títulos más esperados de la ciencia ficción. Más de tres décadas después del impacto de la película original protagonizada por Harrison Ford y Rutger Hauer, ‘Blade Runner 2049’ ha aterrizado en las carteleras de España y de prácticamente de todo el mundo para dar a sus fans una gran parte de lo que buscaban. Es decir, la expansión en forma de secuela de ese atractivo mundo gris y artificial, plagado de tiendas japonesas e iluminado con anuncios virtuales y con luces de neón, que bien pueden simular el avance tecnológico como faros en la oscuridad de una sociedad decadente y algo autodestructiva.

Blade Runner en la literatura y en los cómics

Y es que si en algo se ha caracterizado la “marca” Blade Runner para bien o para mal, es en que a lo largo de los años ha conseguido mantenerse como un clásico de culto intocable sin llegar a ser sobreexplotada como otras franquicias. Por esta razón los seguidores más acérrimos del título únicamente han podido gozar de pequeñas obras ambientadas en este mismo universo, como el propio libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick escrito en 1968, que dio origen a la célebre adaptación de Riddley Scott, o sus variantes en el tebeo publicadas por Norma Editorial, entre las que se encuentran estos tres tomos.

Collage Blade Runner comics Norma Editorial
Las tres historias publicadas por Norma Editorial basadas en el libro de K. Dick.

Las novelas gráficas mostradas cumplen con la función de devolver el protagonismo a la obra del auténtico padre de Blade Runner, el ya mencionado Philip K. Dick, rescatando su tono y sus inquietudes existenciales. Esto es sumamente importante porque las intenciones del escritor no fueron las mismas que las de los cineastas, aunque es verdad que todas acaban tratando el mismo tema y sacan a la luz el polémico debate del alma y el cuerpo, o de los límites de las inteligencias artificiales. Aun así las diferencias entre el libro y las películas son muy destacables. En ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? no solo se le da relevancia a la vida artificial; la contaminación, la apatía, la alienación y la religión mercerista ideada por el autor tejen un ambiente todavía más complejo y crítico que pinta en definitiva a unos seres humanos insensibilizados, ávidos por experimentar sensaciones a través de las drogas o de sus mascotas cibernéticas falsas.

Philip K. Dick quote
Cita de Philip K. Dick acerca de la identidad y de los errores humanos.

La trama detectivesca, por otro lado, es muy secundaria y aunque el protagonista también es un blade runner, carece del glamour, la belleza, la chulería o de la fortaleza representados en los protagonistas de las películas, tanto por parte de Harrison Ford como de Ryan Gosling. La especialidad de Philip K. Dick era la de tratar con seres fracasados, esquizofrénicos, dubitativos, traumatizados y en definitiva mucho más humanos, corrientes y creíbles que los ideados por Hollywood. Quizás esta perspectiva más deprimente, sesuda y outsider es la que ha limitado el alcance de la obra literaria, aunque no se puede negar su influencia en los demás subproductos realizados para vías comerciales.

Androides y cazadores en los videojuegos

En el sector de los videojuegos, inexplicablemente, sólo existen un par de títulos directamente enlazados con la obra de 1982. En primer lugar, tenemos el primitivo Blade Runner desarrollado por la compañía británica CRL Group PLC y lanzado para la computadora doméstica Commodore 64 y para ZX Spectrum, plataformas muy limitadas que apenas podían ofrecer sus gráficos y sus sonidos de 8 bits, pero que en aquella época se veían con cierto encanto.

El segundo intento de trasladar esta narrativa y este ambiente cyberpunk a los gamers se daría con el notorio ‘Blade Runner’ de 1997 creado por el estudio Westwood, una entrega mucho más precisa, fiel y completa que su predecesora, que además aportaba una trama y unos personajes completamente nuevos, si bien la acción tenía lugar paralelamente a la investigación de Deckard en la película original. Diseñado como una aventura gráfica de point and click, el juego tenía en cuenta tus decisiones ofreciendo hasta 13 finales distintos. Nada mal para los estándares de los videojuegos de los años 90.

Sin embargo, si volvemos al terreno del séptimo arte se da un caso curioso que podríamos tildar de proyecto fallido. Este no es otro que el de la película Soldier, dirigida en 1998 por Paul W. S. Anderson y protagonizada por el héroe de acción Kurt Russell ¿Qué tiene de particular esta obra audiovisual? Pues que su guion vino firmado por David Webb Peoples, una de las mentes responsables del texto final de Blade Runner.

Aunque no se confirma claramente en ningún momento del largometraje, el guionista ha mencionado varias veces a los medios que los sucesos de este título están enmarcados en el mismo universo que en el que creó junto a Ridley Scott. Este dato puede que resulte relevante para algunos, pero debido a la escasa calidad del film y a su poca repercusión se debería considerar como una mera anécdota alejada del canon que nos ocupa.

La crítica de Blade Runner 2049

Habiendo visto las ramificaciones que tuvo esta película en el pasado dentro del cine de ciencia ficción, en los cómics y en los videojuegos, es hora de tratar por fin el material nuevo del que se ha ocupado el cineasta canadiense Denis Villeneuve. Con ‘Blade Runner 2049’ regresan las incógnitas sobre los replicantes, los escenarios apabullantes y hostiles, el amor y también la obsesión por el orden y el control.

Sin embargo antes de hablar de los aciertos y los defectos de la película, cabe destacar la inteligente estrategia de marketing llevada a cabo por los tres cortos; Black Out 2022, 2036: Nexus Dawn y 2048:Nowhere to Run, dirigidos por Shinichiro Watanabe y por Luke Scott. En el enlace de este párrafo podréis ver un post de Xataka escrito por Raúl Álvarez sobre estas tres obras y visualizarlas ya de paso.

Blade Runner: Nexus Dawn
Jared Leto como Niander Wallace en el corto Nexus Dawn. Warner Bros.

Estos pequeños aperitivos han sabido incrementar las expectativas sobre la cinta de Villeneuve, dándole mucha más visibilidad en la web y en los medios, mostrando que sin duda aún hay mucho que explotar y completar entre la primera entrega y la segunda. Aconsejo a todos los fans y seguidores que les echen un buen vistazo preferiblemente antes de ver la secuela para poder apreciar bien el nuevo contexto que se nos plantea sobre el evento del Apagón y sobre la creación de los nexus de última generación. Dicho esto ¿Qué se puede decir sobre ‘Blade Runner 2049′ sin desvelar nada del argumento?

Pues más bien poco. La trama recurre en algún momento a grabaciones y audios de la primera película como documentación y alusión a dos de los personajes más importantes, Rachel y Deckard. Tan solo diré que el romance de esta pareja es fundamental para el desarrollo de esta segunda cinta, ya que todo girará en torno a la caza de estos fugitivos. No obstante he de avisaros sobre un punto concreto, el de la aparición de Harrison Ford. No esperéis verle más de media hora en pantalla porque su regreso es reservado hasta el momento del desenlace del film.

Blade Runner 2049 image Ryan Goslying Ana de Armas
Imagen promocional de ‘Blade Runner 2049’ con Ryan Gosling y Ana de Armas. Warner Bros.

Es Ryan Gosling el que acapara la atención de prácticamente todos los minutos del montaje bajo el nombre del agente K, llevando a cabo una investigación que le llevará a un descubrimiento más personal de lo que creía. Otro aspecto que merece ser comentado es que los recuerdos fabricados volverán a desempeñar un papel decisorio en esta Blade Runner 2049, jugando también con la duda de lo real y lo imaginario. En el transcurso del caso dos facciones intervendrán buscando sus intereses, una de ellas quedará representada en la figura de Jared Leto, el nuevo Tyrell o padre creador de las máquinas pensantes más obedientes, y en el otro bando tendremos a una comunidad oculta de los viejos modelos Nexus 6, los mismos que causaban estragos en la película de Ridley Scott, más rebeldes e independientes. Lamentablemente el carisma y el rol antagonista que nos proporcionó Rutger Hauer se echa bastante en falta en esta continuación.

Dejando la historia y las correctas actuaciones de lado, es en el apartado visual y en los efectos donde la película destaca dejando anonadado al público. Mi escenario favorito en particular, es el de esa postapocalíptica Las Vegas, erigida en un desierto árido, nublado por las tormentas de arena y por el polvo radiactivo. Los planos dedicados a esas ruinas de una ciudad extinta son un alarde glorioso de Villeneuve, que deja una contundente declaración de intenciones consiguiendo equipararse en nivel de calidad a los escenarios de la primera parte, recuperando también el art déco en los interiores de los edificios.

Fotograma de Blade Runner 2049
Decorado de ‘Blade Runner 2049’ con estilo art déco. Warner Bros.

Sobre el ritmo de la película confirmo lo que ya se ha escrito en varias críticas, es muy lento y pausado, especialmente cuando se quiere profundizar en la vida privada de ese agente K resignado a la soledad, cuya única compañía es un holograma femenino proyectado con las facciones de Ana de Armas, una mujer objeto en el sentido más literal de la palabra. La falta de química entre estos dos personajes y el elemento totalmente gratuito de estas escenas provoca pesadez en un largometraje ya extenso de por sí. Si a esto se le suma la poesía forzosa que se quiere transmitir emulando la profundidad filosófica de la obra original, el resultado es algo aparatoso y desigual pero respetable en su conjunto.

Si os ha gustado el análisis de este mundo cyberpunk de androides cibernéticos y habéis aprendido algo no dudéis en comentarlo, darle a me gusta o en compartirlo con los amigos en las redes sociales. Para los aficionados a las críticas, al cine o la literatura os recomiendo visitar mis otras secciones del blog. Un saludo y muchas gracias por vuestro tiempo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s