Archivo de la categoría: hechos reales

La guerra fría del agente Kim Philby, el espía traidor ( Lectura de verano I).

Con esta publicación voy a dar comienzo a una serie de entradas relacionadas con mis lecturas de verano que iré numerando. La temática literaria será bastante variada así que encontraréis críticas y análisis de distintos géneros. Espero que alguna os llegue especialmente y os anime a explorar un poco en las librerías o a ampliar la lista de ebooks. En este primer título nos adentraremos en un apasionante ensayo biográfico escrito por Ben Macintyre llamado Un espía entre amigos. La gran traición de Kim Philby.

Seguir leyendo La guerra fría del agente Kim Philby, el espía traidor ( Lectura de verano I).

Anuncios

La parálisis del sueño y los miedos del dormitorio

¿Qué es la paralisis del sueño?

Los trastornos médicos han ido ampliando su catálogo con los años gracias a la habilidad de los médicos para reconocerlos y clasificarlos,esto es un hecho irrefutable. La mentalidad científica del siglo XXI y sus modernas herramientas dejan poco espacio para los fenómenos inexplicables y muchas veces afortunadamente consiguen adelantarse a las enfermedades o logran calmar al paciente mediante explicaciones racionales ofreciendo soluciones. Sin embargo, aún hay casos en los que el miedo irracional y la ciencia se cruzan dando como resultado a terrenos escabrosos, un buen ejemplo de ello es la parálisis del sueño.

Puede que muchos la desconozcan, pero para los que la sufren puede llegar a ser una auténtica pesadilla interminable que espera paciente durante el día para volver todas las noches y atormentar el sueño causando miedo, nerviosismo y experiencias muy cercanas a la muerte. Todos coinciden en que sucede por la noche, en ocasiones el cerebro da avisos mediante ruidos y vibraciones molestas. El afectado en cuestión queda en un estado de semiconsciencia entre el mundo del sueño y la realidad, su cuerpo no puede moverse debido a una parálisis desconocida, puede sentir una fuerte opresión en el pecho también, la respiración se dificulta y una sensación de terror invade a todo el organismo debido a la impotencia y al desconcierto.

Seguir leyendo La parálisis del sueño y los miedos del dormitorio

Mindhunter y su galería de asesinos

Mindhunter poster Netflix

Que el director y productor estadounidense David Fincher estrene una nueve serie centrada en la temática de los psicópatas y los asesinos en serie no es algo sorprendente si tenemos en cuenta su filmografía y sus obras más icónicas dentro del género (nadie podrá olvidarse nunca de ese final desgarrador en la película Seven o de la obsesión malsana de los policías y periodistas de Zodiac por intentar descifrar la identidad de uno de los criminales más inquietantes de los años 60). Ahora es el turno de Bill Tech y Holden Ford, la pareja de criminalistas de Mindhunter que tendrá que asomarse al lado salvaje y oculto de la América profunda más perturbadora con la ayuda analítica de su compañera psicóloga Wendy.

Seguir leyendo Mindhunter y su galería de asesinos

Criminales en el gimnasio

Crítica en LaSemana.es: http://www.lasemana.es/cine/critica.php?cod=3097

Michael Bay deja aparte a sus monstruos metálicos de Transformers con el objetivo de recuperar a sus antiguos seguidores, esos que enloquecían con las buenas dosis de tiroteos, adrenalina y explosiones espectaculares a las que el director les tenía acostumbrados. El cineasta se traslada al Miami de los años noventa para adaptar una historia real sobre un secuestro chapucero, maquinado por un grupo de culturistas ambiciosos que se sienten predestinados a alcanzar el sueño americano. El título está encabezado por un fanático Mark Whalberg que arrastra bastantes traumas mentales y un Dwayne Johnson que más que una roca parece una montaña, sensiblera y religiosa, eso sí.

Dolor y Dinero cuenta una historia simple sobre unas personas simples, por no decir cortas, que lamentablemente se dejarán llevar por sus fantasías secuestrando al cliente de un gimnasio. Bay satura el metraje con secuencias de persecución, asesinatos fallidos, torturas tronchantes, pesas y muchos, muchos músculos. Los secundarios de la película, representados por Tony Shalhoub y un siempre bien recibido Ed Harris, aportan la seriedad y la calidad del film, pues es su presencia la que distingue esta producción de cualquier otra comedia facilona made in hollywood.

El pero que podría encontrarse a la película del director californiano es la exageración, el exceso constante de situaciones límite alejadas precisamente de la realidad, las cuales ponen en duda el supuesto mensaje satírico de la cinta, debido a su contenido chulesco y macarra. A pesar de su falta de sutileza, la obra consigue hacer reflexionar al espectador gracias a la voz en off del protagonista, pues es de ahí de donde emerge indirectamente una crítica a la soberbia, la envidia y a una competitividad malsana.

De las actuaciones del reparto es la de Dwayne Johnson la que más sorprende, teniendo en cuenta su recorrido cinematográfico. El luchador profesional otorga los momentos más graciosos sin lugar a dudas, dando forma a un personaje devoto y pánfilo que termina por corromperse. Mark Whalberg cumple correctamente con el papel de líder insatisfecho causante de todos los problemas, mientras que Anthony Mackie, el tercer miembro del grupo, pasa bastante inadvertido.

En cuanto a Bay, es de agradecer que se tome este parón para volver a sus raíces y mostrar algo de personalidad, después de que los blockbusters se hayan apoderado de toda su vena creativa. Dolor y Dinero no es La Roca , de hecho ni se le acerca, pero sí que tiene, y mucho, de Bad Boys , su primer largometraje.

El resultado final es una película entretenida, con un buen presupuesto que se hace notar en las escenas de acción, aunque siendo Michael Bay tal vez haya menos de las que la gente pueda esperarse, y sobre todo accesible y fácil de seguir, aunque no haya que tomársela muy en serio.

Los hermanos del invierno

 

La historia de ‘Perdidos en la nieve’ cuenta cómo unos pilotos alemanes e ingleses sobreviven a una batalla aérea, para después verse forzados a convivir en una aislada cabaña de las montañas noruegas, alejados de cualquier vestigio de civilización y alejados también de la guerra que se está librando en Europa.

Las dificultades del invierno pondrán a prueba a los soldados, que inevitablemente acabarán colaborando para salir con vida, a pesar de ser enemigos. La escasez de alimentos y las condiciones climáticas serán los nuevos adversarios a abatir. Los alemanes, que un principio se mostrarán fríos y distantes con sus compañeros de habitación ingleses, poco a poco irán cediendo en camaradería compartiendo todos los recursos disponibles con sus prisioneros.

Rupert Grint, el archiconocido Ron Wesley de la saga de ‘Harry Potter’ ofrece aquí un papel más dramático con un personaje bravucón que busca hacer desesperar a los pilotos alemanes a base de criticar las costumbres germánicas y de limpiarse el trasero con las páginas de Mein Kampf.

Sin embargo, es en Florian Lukas, el teniente Horst Schopis, en el que recae la mayor carga argumental, pues la evolución de su personaje es clave para que el espectador pueda comprender la estupidez de la guerra y la importancia de una amistad en los momentos más adversos.

A pesar de situarse en una etapa tan cruel como fue la Segunda Guerra Mundial, la obra posee un gran optimismo y el tema es tratado desde un punto de vista pacifista alejado de la política. Prácticamente todas las escenas del film cuentan con diálogos divertidos y amenos que relajan la tragedia que los personajes están viviendo.

La terrible experiencia terminará por ser enriquecedora para ambos grupos aunque la realidad bélica se impondrá finalmente cobrando su peaje particular, no en vano la historia narra un suceso real, aquí no hay ningún final made in Hollywood. En definitiva, se puede afirmar sin titubeos que ‘Perdidos en la nieve’ es una buena película de supervivencia que invita a la reflexión alejándose de los clichés clásicos de la industria más palomitera y maniqueísta.